932 744 700 [email protected]

La soldadura es una práctica que se lleva realizando desde la antigüedad, y fue un gran avance en la Revolución Industrial del siglo XIX. Sin ella, no habríamos logrado tantos avances en la construcción de maquinarias y grandes elementos de ingeniería.

Antiguamente, la soldadura se realizaba golpeando dos metales entre sí hasta lograr su unión. En este post, os enseñaremos las técnicas de soldadura más utilizadas en la actualidad.

Diferentes técnicas de soldadura para cada necesidad

Según la técnica que utilicemos y su equipamiento, podemos definir distintas técnicas de soldadura que explicaremos a continuación:

Soldadura por gas

La soldadura por gas es una de las técnicas más simples y populares en la actualidad, aunque en procesos industriales ha disminuido su uso. La más conocida es la que utiliza la combustión de acetileno en oxígeno, que permite alcanzar una llama que supera los 3200 ºC. Una de las grandes ventajas es su bajo coste y la capacidad de mover el equipo. La desventaja principal es el tiempo que tardan los materiales en enfriarse

También existe la soldadura por gas, aunque a temperaturas bastante inferiores, como la soldadura fuerte, la que implica el uso de un soplete de gas licuado, de petróleo mezclado con aire para conseguir una llama caliente como para fundir una aleación de estaño con plomo.

Soldadura por arco eléctrico

La soldadura por arco eléctrico es una de las técnicas más desarrolladas. Para lograr esta soldadura se utiliza una fuente de energía eléctrica que permite derretir los metales. 

Este proceso puede tener variaciones según la fuente de energía utilizada, el tipo de electrodos y la utilización o no de un gas u otro material distinto que consiga alterar la interacción de los componentes con la atmósfera.

SMAW (Shielded Metal Arc Welding)

En este proceso, se utilizan electrodos de acero revestidos con un material fundente, el cúal con el calor de la soldadura produce dióxido de carbono. Este gas actúa como un escudo contra el oxígeno, de esta manera se impide la oxidación sobre el charco de soldadura. Al fundirse el núcleo de acero del electrodo, se unen las piezas y rellena los espacios. Esta técnica es sencilla de aprender y los equipos necesarios son fáciles de conseguir.

GMAW (Gas Metal Arc Welding)

Esta técnica es similar a la anterior pero usa un electrodo que no se consume y un gas inerte. Este gas impide la formación de óxidos y escorias en el charco de soldadura. Esta técnica también es sencilla de aprender, pero se necesita un equipo más avanzado. Al requerir la utilización de gas, no es muy adecuada para trabajos al aire libre.

FCAW (Flux Cored Arc Welding)

La soldadura de arco de núcleo fundente es una técnica mucho más rápida que la anterior, aunque también puede generar más imperfecciones. En esta técnica, el electrodo de acero está relleno de un material en polvo el cual al quemarse produce un gas de blindaje que protege la soldadura. Es un proceso semiautomático el cual se puede automatizar con las herramientas adecuadas. 

GTAW (Gas Tungsten Arc Welding)

En este proceso, el electrodo es de tungsteno y no se consume. Se utilizan gases inertes o semi-inertes como blindado. Es un proceso bastante lento y requiere de mucha técnica, pero permite unir metales finos y realizar trabajos delicados. Esta soldadura se emplea en la fabricación de bicicletas.

SAW (Sumerged Arc Welding)

En esta técnica, se utiliza un material protector granulado que se aplica como un flujo constante sobre el arco. El material protector aísla la soldadura de la contaminación atmosférica, de esta manera se genera una escoria que protege la soldadura. Este proceso se utiliza principalmente a escala industrial.

Soldadura con equipos inverter (IGBT)

En estos equipos se utiliza una tecnología digital para operar el rectificado, el control de la frecuencia y otros parámetros, pero principalmente se ofrece la asistencia a la soldadura.

Con esta ayuda, es posible lograr un ciclo de soldado mucho más eficiente en cuanto al consumo, una costura más prolija, eliminar el sticking o pegado del electrodo mediante el hot start, etc…

Soldadura por resistencia

En esta técnica se aplica una corriente eléctrica directamente a las piezas que necesitan ser soldadas, de esta manera se consigue fundirlas y unirlas. Para este tipo de soldadura se requiere de equipos costosos y tiene aplicaciones limitadas. Las técnicas más utilizadas son la soldadura por puntos y soldadura de costura.

Soldadura por rayo de energía concentrada

Esta técnica puede ser usada con un rayo láser concentrado o con un haz de electrones disparado en el vacío para lograr soldaduras muy precisas. Este proceso también es bastante costoso pero fácil de automatizar. La técnica es muy rápida, lo que la hace fantástica en procesos de fabricación en masa.

Soldadura de estado sólido

Con esta técnica conseguiremos unir las piezas sin fundirlas. Una de ellas es la aplicación de ondas de ultrasonido en una atmósfera de presión alta. Otra técnica es la soldadura explosiva, que consiste principalmente en colisionar dos piezas a alta velocidad, de esta manera los materiales se plastifican y se unen sin generar demasiado calor.

× ¿Te ayudamos?