fbpx
932 744 700 [email protected]

El sector de los coches eléctricos sigue creciendo cada vez más rápido, pero a medida que crece aparecen noticias falsas para intentar desprestigiar este sector y que la gente no quiera dar el cambio a los coches eléctricos. 

La última noticia que ha salido en contra de los coches eléctricos va relacionada con los combustibles sintéticos. El nuevo mantra que proviene de la creación ‘artificial’ de un combustible, en lugar del que tiene como origen la extracción y refinamiento posterior, tiene como base el conservadurismo de una tradición y tecnología que ha contribuido durante más de cien años a una crisis climática y medioambiental, de catastróficas consecuencias para el planeta y la ciudadanía.

Salvando lo insalvable

La panacea que representan los combustibles fósiles resulta atractiva para muchas personas que no están dispuestas a cambiar, porque mantiene un modelo basado en repostar en gasolineras y quemar productos en la cámara de combustión del motor, lo que ha demostrado sus limitaciones energéticas La idea de que Porsche y otros fabricantes puedan seguir vendiendo vehículos de combustión interna incluso cuando sus ventas estén prohibidas en países como Reino Unido se basa en la premisa de que gracias a estos nuevos combustibles sintéticos, las emisiones se reducirán en un 85%.

¿Reducir las emisiones?

La reducción es grande, pero si comparamos las emisiones del Porsche 911 y el Porsche Taycan alimentado con combustibles sintéticos, encontramos que el 15% de las emisiones sigue siendo mucho mayor que cero. La realidad del cambio climático que estamos presenciando actualmente, las emisiones nocivas para la salud y la contaminación de los sólidos en suspensión hacen que la sociedad busque alternativas de cero emisiones. Respecto a este argumento, «Forbes» publicó un artículo con el argumento de que «algunas personas incluso piensan que los combustibles sintéticos harán de los vehículos eléctricos el Betamax del transporte ambiental». 

Porsche y Siemens aliados sintéticos

Actualmente, Porsche y Siemens están cooperando para desarrollar combustibles sintéticos en Chile. Se espera que el primer lote de productos de prueba llegue en 2022. Planean producir 55 millones en 2024 y llegar a 500 millones para 2026. En ese momento, el mercado estará más consciente de qué tecnología será la ganadora. Betamax de cero emisiones puede ser una apuesta exitosa, que trae ciudades más limpias y aire más saludable para los miles de millones de personas que respiran diariamente combustibles fósiles residuales. En teoría, para 2050, los combustibles sintéticos pueden reducir las emisiones de CO2 de los vehículos en un 85%, y para entonces se debería comenzar a reconocer el impacto potencial de sus emisiones y partículas.

Pero el mismo día, en países como Europa que utilizarán mucha energía renovable, los vehículos eléctricos serán un factor clave en la reducción real del 100% de las emisiones de dióxido de carbono de todos los vehículos en ese momento. Queda por ver si nos llevará otros 30 años lograr la diferencia entre cero emisiones y porcentajes de reducción de emisiones para la salud humana y el medio ambiente.

×

Powered by WhatsApp Chat

× ¿Te ayudamos?