El sector de la automoción está demandando buenos profesionales formados y especializados en nuevas tecnologías, como el coche híbrido y eléctrico 

Mucho se ha hablado en estos últimos meses del futuro de la Automoción en nuestro país. En un inicio por la electrificación del parque de vehículos y sus consecuencias en la cadena de servicio (bajada de necesidad de mantenimiento, averías, …), la irrupción de la movilidad compartida y su afectación en las ventas, las restricciones de acceso a las grandes ciudades, el desplome de las ventas debido a la aparición del COVID19 y como consecuencia el nuevo orden mundial en el reparto de plantas productivas que ha desembocado en el cierre de Nissan en Barcelona.

Es cierto estamos en una crisis mundial, pero no nos podemos dejar llevar por las primeras reacciones de los fabricantes mundiales, los cuales, hasta hace unos meses hablaban de “vender coches eléctricos” y ahora se conforman con “vender coches”.

¿Por qué estudiar Automoción?

España seguirá en el TOP3 de los países fabricantes de coches.

Por un lado, España es el segundo mayor fabricante europeo de vehículos, por detrás de Alemania, y en los próximos años seguirá entre los 3 primeros, incluso ante la reestructuración mundial de algunos fabricantes como Nissan. Es una realidad la ausencia de grandes fabricantes españoles y centros de decisión, pero se compensa con el hecho diferencial de que las plantas españolas son mucho más competitivas que sus homólogas en otros países.

La UE ha garantizado ayudas al sector de la automoción que revertirán en más empleo.

Ante los ataques de mercados asiáticos, la Comisión Europea ha asumido la necesidad de dar una respuesta conjunta para defender su mercado interno. La automoción será uno de los sectores que más se beneficiarán del EU Next Generation, el plan de reactivación económica. Bruselas ha tenido en cuenta que la movilidad y la automoción aportan alrededor del 5% del valor agregado total de la UE, que solo el sector de la automoción lo forman más de 1,4 millones de empresas y que, más allá del tejido fabril, su interés se extiende a instituciones financieras.

Se potenciará el vehículo eléctrico junto con otras innovaciones.

Estas inversiones anticipan también cambios para impulsar el mercado. Se potenciará el vehículo eléctrico, la venta online, videollamadas a potenciales, se intensificará el uso de tecnologías para agilizar la burocracia… y sobre todo grandes lanzamientos de ofertas con modelos de venta mucho más innovadores. Todo esto llevará a una necesidad imperiosa de intensificar la formación y la preparación de profesionales que puedan hacer frente a la nueva situación.

El coche compartido creará un parque de automóviles en renovación constante y con mucha demanda de servicios posventa.

Respecto a la bajada de ventas por la aparición del vehículo compartido mucho se ha hablado. Las nuevas generaciones han perdido la necesidad de la propiedad y parece que la tendencia es pasar de la compra de vehículos al alquiler de movilidad. Por lo que parece que se venderán menos coches, ya que está previsto que el parque de vehículos en Europa pase de 280 millones de vehículos a 200 millones en pocos años, y esta afirmación está lejos de las proyecciones de ventas. Habrá menos vehículos, pero con una antigüedad mucho menor ya que realizarán muchos más kilómetros/día (actualmente un vehículo particular tiene un uso del 10%, el resto del tiempo está parado). En Cataluña, los vehículos tienen una antigüedad media por encima de 10 años. Si disminuimos su antigüedad, aumentamos la rotación y se mantiene el nivel de ventas, por lo que la distribución tiene garantías de futuro, eso sí, con profesionales con formación acorde a cada momento.

Monlau, especialistas en Automoción

Desde Monlau estamos preparados para afrontar este futuro del sector de la automoción con una oferta formativa extensa que va desde la formación profesional hasta los nuevos postgrados de especialización de Monlau Corporate. A continuación, os dejamos los enlaces a estos cursos por si alguno puede ser de vuestro interés.