Entrevistamos a Inma Pociello, profesora y tutora de ESO

ESO
Inma Pociello con algunos de sus alumnos

Hablamos con Inma Pociello, profesora y tutora de los alumnos de primero de ESO B que nos cuenta sus gustos y también da algunos consejos a los estudiantes:

Un libro: Donde el corazón te lleve de Susanna Tamaro. Es la historia de una abuelita, que viendo que llega el final de su vida, decide abrirle el corazón a su nieta en una larga carta sobre todos los pormenores de su vida, pensamientos, sentimientos, amores, momentos de amargura, soledad y esperanza… Es decir, todos aquellos sentimientos que muchas veces permanecen ocultos.

Este libro me gustó especialmente por su sensibilidad y por la estrecha relación que yo tenía con mis abuelos.  La vida es una consecución de momentos y encuentros que debemos aprovechar.

Una película: Memorias de África de Sydney Pollack, protagonizada por Meryl Streep y Robert Redford.

Realmente espectacular. Es una película lenta para ver en calma. Me cautivó sobre todo la banda sonora y la fotografía. Es la historia real de una baronesa que se instala en Kenia durante la época en que ésta era una colonia británica. Desde que vi la película tengo pendiente viajar a África (es una de mis asignaturas pendientes).

Un país: Hay muchos países que me llaman la atención y que espero poder conocer. Entre ellos Costa Rica. Me atrae sobre todo porque es naturaleza en estado puro y porque puedes practicar infinitos deportes de aventura.

Un recuerdo: Como he comentado antes, tenía una relación especial con mis abuelos maternos, especialmente con mi abuelo. Él es el que me inculcó mi pasión por los deportes.

Ya desde muy pequeñita mi abuelo nos llevaba a mi hermano y a mí a esquiar. Aprendí precisamente gracias a él y a su paciencia. Recuerdo que, en unas pistas de esquí, antes de acceder a los arrastres había una explanada con un poco de pendiente… Pues bien, mi abuelo me hacía coger uno de los palos de esquí a modo de arrastre y me subía toda la pendiente para después yo bajarla, así una y otra vez.

Ya de más mayor, antes de tener el carnet de conducir, mi abuelo me dejaba en las pistas (que no estaban cerca) y al final del día me volvía a recoger. En fin, que decir, tengo muchos recuerdos con él, era una gran persona que amaba a su familia.

Una comida: En especial el arroz negro de mi madre. Por lo visto de pequeña era tremenda para comer, nunca tenía hambre y mi madre se ponía de los nervios. Ahora de mayor todo lo contrario; excepto los caracoles y las vísceras, puedo con todo.

Un sueño: A menudo sueño que vuelo y planeo como un pájaro. Es un sueño muy real, es una sensación agradable el problema es cuando tengo que aterrizar…jajajaja

Un sueño real: ver crecer a mis hijos sanos y salvos.

Una imagen de calma y tranquilidad: Sentada en la orilla del mar: observar el vaivén de las olas, sentir el calor del sol, escuchar el sonido del mar y respirar aire puro. Sentir esta imagen me produce calma y serenidad.

Un superpoder: Poder hablar cualquier idioma y tocar cualquier instrumento musical.

Hablando de superpoderes, otra película que me gusta mucho es Matrix. Pensar que vivimos en un mundo paralelo… ¿Por qué no? Pues en una escena de la película al protagonista le conectan a través de las cervicales cualquier habilidad que pueda necesitar… ¡Es fantástico!

Tu lema de vida: Mi lema es “Vive y deja vivir”. Creo que queda bastante claro. Básico para vivir en paz.

Una emoción que no quieres perder nunca: Espero no perder nunca la alegría. Parece un tópico, pero no lo es. Para mí es importante, sólo de esta manera consigo mis objetivos y llego a los demás. Y al decir alegría no quiero decir tomarse las cosas a risa ni estar bromeando constantemente, hace referencia más bien a una alegría interior, a sentirse bien con uno mismo, sentir energía positiva y afrontar el día con optimismo.

No siempre es posible o fácil, pero hay que perseguirlo.

Una oportunidad que nunca dejas pasar: La oportunidad de saborear cada momento con una sonrisa y, si es compartida mejor.

A qué te dedicarías si no fueses profesora: Pues no lo tengo claro, llevo tanto tiempo en la docencia… Pero podría ser cualquier cosa relacionada con la salud y el deporte.

Tres pilares básicos de la educación: Para mí es importante el respeto hacia uno mismo y hacia los demás (esto incluye ser tolerante, empático, asertivo…), el esfuerzo por alcanzar las metas propuestas y la tolerancia a la frustración (no pasa nada si nos equivocamos o no conseguimos los objetivos propuestos, se trata de aprender de los errores, no “tirar la toalla” y seguir intentándolo).

Una anécdota vivida en Monlau: Recuerdo una anécdota que me sucedió cuando llevaba poco tiempo en la escuela, en la época de la antigua F.P.

Estaba con otro profesor de Educación Física en la sala de actos del antiguo Monlau (la sala de gradas). Los alumnos habían acabado un examen escrito y quedaba ya muy poco para el cambio de clase. Para hacer tiempo y mientras aprovechábamos para corregir los exámenes les pusimos un vídeo que era un resumen de los mejores anuncios del año (lo cogimos del armario de los vídeos). Nosotros no veíamos los anuncios porque la mesa del profesor quedaba por detrás de la pantalla.

Entonces pasó lo que pasó: el director se asomó a la ventanilla de cristal de la puerta, cuando de repente vio que los alumnos estaban muy calladitos viendo anuncios, pero anuncios ”no del todo aptos para niños”.  Ya os podéis imaginar… ¡me quería fundir!

Un consejo para tus alumnos: Que confíen en sí mismos, se marquen metas y luchen con esfuerzo.